Regreso

diciembre 26, 2006 at 2:14 pm (Londres)

Ya estoy de nuevo en casa. Debí haber escrito este post hace tiempo, pero la verdad es que he estado bastante ocupado estos días. Volví a casa el 14 de Diciembre y el 17 ya estaba en Madrid, haciendo entrevistas, volví el 21, y entre unas cosas y otras no he tenido tiempo de escribir nada.

Supongo que con este post debería dar por terminado este blog, aunque quien sabe, tal vez vuelva a Londres en un futuro.

Recomiendo a todo el que haya leido estas líneas la experiencia.

ACTUALIZADO: …y un año y medio despues: http://cociditomadrilenio.wordpress.com

¿Problemas para verlo? Mándame un mail y lo “hablamos”

Permalink 1 comentario

Buscar trabajo en Londres

diciembre 7, 2006 at 12:20 pm (Informática, Londres)

No sabía muy bien como titular este post, ya que viendo el exito que estoy teniendo, podríamos hablar mas bien de como NO buscar trabajo en Londres (al menos en lo que a ingeniería informática se refiere).

De todas formas, durante estas semanas he aprendido un par de cosas que quizá a alguno le puedan interesar.

Punto de partida: Curriculum Vitae (CV para los amigos).

He aquí la primera lección para los que busquéis curro en Londres (cualquier tipo de curro). Aquí, curriculum que ven con foto, curriculum que va a la basura. Gracias a esta gracieta británica, desperdicié mis dos primeras semanas de búsqueda. Al parecer se debe a un tema de discriminación racial. Lo cual no deja de tener gracia, porque las entrevistas no creo que las hagan con un cristal oscuro que impida verle la jeta al aspirante Mohamed.

Por lo tanto, lección número uno: Nada de fotos.

Segundo, aunque esto me da que es universal, mentid descaradamente, y ya saldreís del atolladero en la entrevista. Yo, inocente de mi, procuré no mentir en mi nivel de inglés, especificando que me defiendo hablando y que tengo mejor nivel de lectura que de escritura. Error. English-> Fluent (fluido)

Cuando después de dos semanas enviando curriculums, con una entrevista como resultado, mi profesora de inglés me dijo que le enseñara el curriculum, casi gasta la tinta del bolígrafo rojo. Primero tachó la foto, me corrigió un par (bueno, un par no, dejémoslo en mas de dos y menos de diez :DD) de faltas y expresiones que no eran del todo correctas, y le entró la risa con lo del inglés. Me dijo que pusiera inglés fluido, que eso me facilitaría la entrevista, y que luego en la entrevista ya se vería.

Da la casualidad de que mi profesora, antes había trabajado en una agencia de trabajo, y estaba ya hasta el gorro de ver curriculums. Cualquier curriculum con foto, la mínima falta de ortografía, o mas de dos páginas, se iba a la basura directamente. Con lo cual el mío podía ir a la basura por varios caminos distintos.

Lección dos: Que alguien os revise el curriculum.

Otra cosa que os hará falta, es un número de movil inglés, ya que aquí tiran mucho de entrevistas telefónicas (que te llevan a una entrevista “in situ” si las pasas).

Lección tres: Conseguiros un teléfono inglés. (Las tarjetas de Vodafone inglesas cuestan 5 libras).

Y llegamos a las entrevistas, bueno en mi caso a LA entrevista.

Aunque en España también es habitual, aquí parece ser que es sumamente importante ir bien vestido a la entrevista, y eso descarta los vaqueros. En cuanto a la entrevista en si, no puedo contaros diferencias, porque tendría que compararla con las que te hacen en España y no tengo esa experiencia. Vamos, que mi primera entrevista de trabajo me la han hecho en inglés.

Intenté preparar respuestas a las preguntas que pensé que podría hacerme, y no me fué mal del todo, aunque he de reconocer que el tío hablaba a toda ostia y procuraba pillar una de cada tres palabras de las que decía y luego me construía yo la frase.

En el capítulo de humor, [sólo para informáticos] conviene aprenderse como se pronuncian aquí los acrónimos, y que no se te quede cara de patata si te dicen: “javiou eni espiriense uit yeituii?” ¿Os rendís? a ver ahora: Have you any experience with J2EE?

De “jotadosee” a “yeituii” va un trecho, y así con todo. En esta me dí cuenta a tiempo, (tras tres segundos de incómodo silencio), mas que nada por la cara que tenía el tío, esa cara de: “qué cojones haces buscando un empleo de programador en Java si no sabes lo que es J2EE”. Pero bueno, dentro de lo que cabe no me fué mal. Me dijo que viendo mi curriculum, tenía mas posibilidades en la rama de sistemas que el la de desarrollo (que es lo que yo quiero), pero que el lunes me daría una respuesta definitiva. Al final me contesto el martes, y me dijo que no. Y en esas estamos.

Ayer, para acabar de animarme, me encontré con un francés de la escuela, también informático que ya está trabajando y me dijo que le había pasado mi curriculum a su jefe, y que le había dicho que lo tengo jodido. Que si quiero trabajar en la rama de sistemas, no habría muchos problemas, pero que para trabajar aquí en la rama de desarrollo necesito una experiencia que no tengo. Así que seguiré buscando, pero en Madrid, que si que tengo mas opciones, de todas maneras no descarto volver (con experiencia en la rama de desarrollo) y volverlo a intentar.

Como alguna vez le he oído a mi abuela: “El que no sabe, es como el que no ve”.

Permalink 3 comentarios

Mis clases (por petición popular)

noviembre 30, 2006 at 11:37 am (Londres)

Como bien apuntaban Arros y Emma en mi anterior post, no todo puede ser diversión y cachondeo. El principal motivo por el que me he venido a Londres, es el mejorar mi inglés. Este viernes acaban mis clases, y en teoría mi estancia en Londres. Digo en teoría, porque de entrada me voy a quedar un par de semanas mas por aquí para ver si finalmente me sale algún curro. En cuanto a mis clases, aún no se si seguir otro par de semanas, o dedicar todo mi tiempo a mandar curriculums sin parar.

Tengo cinco horas diarias de clase. De 9 a 12, y de 13 a 15. Las primera hora y las dos últimas las doy con Nicole, que explica bien pero es un pelín borde, y las otras dos horas las doy con Jon, que explica mucho mejor y es mucho mas majo.

En la escuela hay bastantes españoles, aunque en clase evidentemente solo hablamos inglés. En los descansos es otra cosa, y si estamos solos hablamos castellano, y si hay algún otro alumno por allí, procuramos hablar todos inglés.

He descubierto que se mas inglés del que creía, y practicamente toda la gramática que estamos dando, la he dado en el instituto en algún momento, por lo que en gramática se puede decir que me he limitado a recordar lo que sabía.

Donde si he notado mejoría es en el “speaking”. Recuerdo que los primeros días me costaba enlazar un par de frases y ahora ya me manejo bastante mejor, aunque es un poco frustrante no poder decir todo lo que quieres, ni poder decirlo exactamente como quieres hacerlo.

La semana pasada hicimos un examen para pasar al siguiente nivel y lo pasé, por lo que ahora estoy en “upper intermediate”, creo que en la escuela hay un par de niveles mas antes del “advanced”.

La verdad, es que no se que mas contaros de mis clases, la verdad es que me recuerdan a las que daba en EGB, un montón de hojas de ejercicios todos los días, de vez en cuando algo de “listening” (que al principio me costaba un montón, pero ahora se me va dando mejor), y otro poco de “reading” (que creo que es lo que mejor se me da).

También he descubierto que para los japoneses es mucho mas difícil aprender inglés que para nosotros, ya que el japonés es muy diferente del inglés. De entrada, el alfabeto no tiene nada que ver, ya que ellos usan pictogramas (un símbolo para cada palabra o concepto), los tiempos verbales también son diferentes (estuvo y ha estado son lo mismo para ellos), y hay un montón de palabras que para franceses, italianos y españoles son triviales, y para ellos son totalmente nuevas. Por ejemplo, cualquiera de estas palabras tiene un significado evidente para nosotros, sepamos inglés o no: Introduction, biology, association, … y para ellos son totalmente nuevas.

El proximo post, será sobre mi busqueda de curro, y ya os aviso de que promete ser divertido…

Permalink 2 comentarios

Días de fútbol

noviembre 16, 2006 at 5:46 pm (Londres)

El pasado domingo quedé con unos cuantos alumnos de clase para jugar un partido de fútbol. La cosa prometía: un japones, dos coreanos, un italiano y yo. Quedamos a las 12 de la mañana a la entrada de Hyde Park.

Una de las cosas que mas me ha gustado de Londres, es la cantidad de espacios verdes y sobre todo su tamaño. Hyde Park en concreto llega a las 250 hectáreas (con un lago incluido). Los domingos, se llena de gente jugando a fútbol (si el tiempo acompaña) y paseando. A la entrada del parque yendo desde Picadilly, hay un pequeño paseo rodeado de árboles y plagado de pequeñas ardillas. Se ve que están acostumbradas al trato con humanos, porque se acercan sin ningún miedo a la gente y si eres paciente, puedes llegar a acariciarlas.

¿Dónde estaba?, si, fútbol. Cuando llegué a la entrada del parque, sólo estaban allí Stefano y el japones (su nombre suena a algo así como jitsi), los coreanos llegaron un poco tarde, así como una hora mas o menos, y una vez que estuvimos todos nos dirijimos a la zona donde la gente suele jugar. Creo que habría mas o menos 150 personas jugando a fútbol. Algunas cuadrillas eran muy profesionales, tenían sus propias porterías y banderines, por lo que montaban un campo en diez minutos. Los aficionados hacían las porterías con mochilas y aprovechavan los senderos de tierra para delimitar el campo.

Nada  mas llegar, un par de cuadrillas nos dijeron si queríamos jugar con ellos, y en un momento estabamos jugando un 9 contra 9. Aquello parecía una convención de la ONU, pero de buen rollo. japoneses, italianos, españoles, libaneses, marroquíes, pakistaníes, franceses, y …hasta un inglés.

Fué bastante divertido, aunque los coreanos y el japonés se rayaron un poco con los pakistaníes. Espero que el domingo que viene quieran probar otra vez.

Después del partido, pude ver otro espectáculo característico de Londres, los “speakers” de Hyde Park, pero eso os lo contaré otro día.

Permalink 3 comentarios

En cien años todos calvos… ¿o no?

noviembre 16, 2006 at 5:24 pm (Londres)

En cien años todos calvos,… eso pensaba yo hasta hace unos días.

El martes me tomé el día libre y me fuí a pasar el día al Museo Británico. Tenía muchas ganas de ver la “piedra rosseta”, y en general todo lo relacionado con Egipto.  En esto que andaba yo echando un vistazo a las momias, e intentando asimilar el tiempo que llevaban en ese estado, cuando llamó mi atención un grupo de niños que miraban extasiados una momia.

-He has hair!!, dijo una cría de unos 10 años. (Bueno, me sono mas bien como:   -iaser!!, aquí la gente habla a toda velocidad.)

Me hizo gracia el comentario, y me acerqué a ver que creía la niña que era pelo humano. La condenada cria tenía razón, tenía ante mi a un tío que llevaba mas de 5000 años con pelo sobre su cabeza, pelirrojo para mas señas (Jorge, estás de suerte).

Permalink 3 comentarios

Unos días tranquilos

noviembre 9, 2006 at 6:56 pm (Londres)

Este fin de semana no he hecho gran cosa, el sábado me di una vuelta por el centro de Londres para ver el Big-ben y la abadía de Westmister. Es una zona bastante chula, en 500 metros puedes ver el Big-Ben (que está literalmente sobre la salida del metro), el edificio del parlamento (el Big-Ben está dentro del edificio) y la abadía de Westmister. El Támesis pasa junto estos edificios, y justo al otro lado está la famosa noria a la que aún no me he subido.

En la abadía de Westmister me encontré un par de cosas curiosas. La primera es que aquí todo el mundo tiene derecho a morir defendiendo la gloria del imperio. En el jardín de la abadía de Westmister hay sitio para todos. Todos los caidos para mayor gloria de la reina están representados según el cuerpo al que han servido. Hasta aquí todo normal (o no :D). Lo curioso es que no todos tienen el mismo sitio. Por ejemplo nos encontramos el ejemplo de la “honorable compañia de artillería” con el número 160, que no debe ser tan honorable como el cuerpo de lanceros (159), ya que les han dado mas del doble de espacio que a los primeros.
La honorable compañia de artiller�a
Unos tanto, y otros tan poco…Cuerpo de lanceros de su majestad

De todas formas, que los futuros cuerpos del imperio británico estén tranquilos, aquí hay sitio para todos.
Aún caben mas

El domingo, cogí un par de trenes, y en cosa de una hora me planté en Winbledon. Las pistas de tenis están cerradas, pero hay un museo bastante chulo sobre la historia del tenis (6 pounds con tarjeta de estudiante). Había cosas bastante curiosas, como los trajes de las hermanas Williams, o de Sampras. Raquetas de McEnroe o Jimmy Connors, y una base de datos con videos de los mejores momentos de las finales. Lo mas guapo sin duda es el holograma de McEnroe en una réplica del vestuario de Winbledon, contando sus mejores partidos. A las 14:00 había una visita guiada a las pistas, pero era muy tarde para mi y me quedé con las ganas.
Espero poder ir esta semana al British Musseum.

Permalink 2 comentarios

Convent Garden y la National Portrait Gallery

noviembre 3, 2006 at 12:56 pm (Londres)

Ayer me recomendaron que me pasara por el mercadillo de Covent Garden. Está bastante cerca de la escuela y según me dijeron sólo abre dos días a la semana y uno de ellos es el miércoles.

Así que salí de clase y me dirigí hacia allí. Tras bajar una calle peatonal en la que pude ver tres o cuatro mimos (bastante graciosos, por cierto) me encontré con el edificio del Covent Garden. Iba a sacar algunas fotos del edificio, pero como supuse (y supuse bien) que alguien lo habría hecho por mi, aplicando la política de reutilización de software, os dejo un par de enlaces [1] [2]. A mi personalmente me gustó mucho, está separado por sectores y me sorprendieron 2 cosas: En el interior pueden verse espectáculos musicales. Había un grupo de violinistas (dos orientales, un par de tíos rubios que podrían ser suecos, y un punk con violín a las voces) tocando en la planta baja (como en la foto [1]) que podían verse desde las barandillas de la primera como si ellos estuvieran en un patio interior, o sentados en las cafeterías de la planta baja frente a ellos, con lo que tenían una audiencia considerable. ¿Qué puede estar cantando un punki con un violín? …Pues “O sooooooole mío”, y la verdad es que cantaba bastante bien. La otra cosa que me sorprendió es que encontré un par de puestos muy sencillitos que aceptaban tarjeta de credito.

Como botín me traje una chaqueta de cuero por 85 pounds (unos 135 €). Cuando las estuve viendo en Donosti y alrededores, estaban algo mas caras. Una de las cosas de las que me he dado cuenta (y no sólo en esa tienda) es que el precio de la ropa no está proporcionado con el resto de cosas, sobre todo con la comida. De hecho, teniendo en cuenta que los sueldos en Londres también son altos, os aseguro que la ropa no les sale cara. Por lo que he podido ver, la mayoría de la gente gana mas de 5 pounds la hora (algo mas de 8 € la hora) que no está nada mal, pero claro, si luego un café en un puñetero Starbucks te cuesta 1.5 pounds (2.4 €)…

La segunda parte de la tarde la pasé en la , que está junto a la National Gallery.

Nationa Portrait Gallery

En esta galería sólo hay retratos, pero merece la pena pasarse por allí. La entrada es libre, y hay salas muy bonitas de ver. No soy un enamorado del arte, y menos del arte moderno, pero los retratos que pude ver de entre los siglos XV y XVII merecieron el tiempo invertido. Hubo un retrato en especial que me llamó mucho la atención.

En este enlace se puede ver la gracia del asunto.

Creo que se aprecia lo chungo que debe ser pintar así. El marco del cuadro, en la parte derecha, está mellado. Bueno, pues resulta que esa mella en el marco es para VER el cuadro. El cuadro está en una urna, que tiene un pequeño agujero en su lado derecho, Sólo tienes que mirar a través de el como si fuera una mirilla y gracias a la abertura en el marco puedes ver el cuadro con las proporciones correctas.

Hoy jueves, he vuelto pronto a casa, con lo que no he hecho gran cosa. Al salir de clase me he tomado una cerveza con Federico el italiano mientras intercambiabamos cultura nacional. Curioso país Italia, con mas de 40 dialectos reconocidos, en la cervecería había una chica en la barra a la que por el acento, Federico le sacó que era italiana y de La Toscana. Y no falló.

Mañana espero poder ir a la National Gallery, que creo que hay una exposición de Velazquez. Al British Musseum aún no he ido, a ver si busco un hueco la semana que viene.

Permalink 6 comentarios

Primeros días en Londres

noviembre 1, 2006 at 12:53 pm (Londres)

Londres, 31 de Octubre de 2007, 21:59
Hoy he tenido mi segundo día de clase, que ha sido bastante mejor que el primero, ya que sólo he llegado una hora tarde y no dos como el primer día. Espero lucirme mañana y poder llegar a la hora.

Tal y como me esperaba, me costó un cojón y parte del otro llegar a Leicester Square, que es donde está la escuela. Para empezar, cuando fuí a coger el billete (que me valía para todo el día) me encontré una cola bestial, que me hizo perder mas de 45 minutos. Si, si, 45. 25 para llegar a la máquina y descubrir que la muy perra pasaba de mis tarjetas y 20 en la cola de la taquilla para acabar pagando al contado. Tras dos trenes y un metro llegué a Leicester Square, y afortunadamente sólo tardé 20 minutos en encontrar el sitio. Me hicieron un test para ver mi nivel de inglés y me dieron mi horario de clases, como era ya un poco tarde para entrar a la segunda clase, me tomé un café y dí un paseo hasta la hora de la tercera.

Leicester Square es bastante chulo, está junto a Picadilly y el Soho. Jamás en mi vida he visto tantos restaurantes chinos juntos, de hecho hay tantos que no me atrevo de momento a probar ninguno. Otra peculiaridad de la zona, aunque me da que se puede aplicar al resto de la zona céntrica, es la cantidad de cines y de teatros que hay. He llegado a encontrarme hasta cuatro en unos 300 metros.

He sacado un par de fotos de cosas que me han parecido curiosas. En la primera podéis ver al auténtico hombre cartel. Es exactamente lo que parece, un tío sujetando un cartel. Los puedes ver sujetando carteles sobre estrenos de teatro, señalando donde está un restaurante concreto o el que mas me impresionó, el que te guiaba al McDonals. Los había incluso a unos metros del establecimiento que estaban anunciando. Al principio me extrañó que no pusieran carteles en un caballete como se hace en otros sitios. Tened en cuenta que esos tío cobran …por sujetar el cartel, ni mas ni menos. Con lo raros que son por aquí, puede que esté prohibido poner carteles pero no sujetarlos… quién sabe. Intentaré enterarme.
Hombre cartel

En cuanto a la segunda, no recuerdo haber visto nada parecido en ningún otro sitio. No voy ni a comentarla… Him-prezionante.
se_buscan_testigos.JPG
En cuanto a las clases… bueno, me está costando un poco entender al resto de alumnos, ya que cada uno tiene su acento. He conocido a un par de chavales de Avila y a una chica de Oviedo, aunque estoy procurando no hablar mucho con ellos. También he conocido a un chaval italiano llamado Federico y a un par de coreanos y japoneses que no tienen desperdicio.

Ayer conocí también a mi otra compañera de piso. No tengo ni idea de como se escribe su nombre, pero se pronuncia algo así como Miisi. Ha vivido en Burdeos algunos años, pero es de Costa de Marfil. Ese dato me costó sacarlo, porque el nombre que le dan ellos a Costa de Marfil no tiene nada que ver. Afortunadamente se me ocurrió preguntarle que jugadores de fútbol tenían. Tras oirla decir Drogba ya no me quedaron dudas, por cierto, acaba de empatarle el partido al Barça para gran alegría de Miisi.

Bueno, de momento no tengo mucho mas que contar. El jueves espero poder ir al museo británico para ver todos esos objetos que han ido robando digooooo recopilando a través de la historia.

Permalink 2 comentarios

La iliada

octubre 31, 2006 at 12:53 pm (Londres)

Irún, 29 de Octubre 4 de la mañana (o las 3, o las 2, …depende a quién se lo preguntes)

Tras despedirme de los valientes que llegarón hasta el Migel me encaminé hacia casa con un chupito de Jack Daniels de mas y muchos nervios en la cabeza.

No fuí capaz de dormir mucho, y no debí ser el único, porque cuando me levanté a las 9 de la mañana mis padres ya estaban levantados y a las 10 ya me estaban metiendo prisa. Teniendo en cuenta que el avión salía de Foronda (Vitoria) a eso de 15:55, no le extrañará a nadie que antes de las 12 estuvieramos en el aeropuerto haciendo el tonto. En ese largo periodo de tiempo, lo único reseñable es que empecé a notar los efectos de un incipiente catarro. Tras facturar (sin problemas) y comprobar que mi equipaje de mano me iba a entrar en los compartimentos del avión nos limitamos a esperar la hora del pre-embarque. No me encontré mas medidas de seguridad que en otros vuelos, exceptuando que en el equipaje de mano no podían llevarse líquidos. Pasé el control sin problemas y un poco mas tarde embarqué y despegamos.

Una vez que despegamos y cogimos altura, empecé a sentirme mal. Mis oídos empezaron a taponarse y empecé a notar un dolor de cabeza que crecía según se me iban taponando los oídos mas y mas. Llegó el momento de empezar a descender y mis oídos no mejoraban precisamente. Llegó un momento en el que cada poco tiempo comprobaba que no estuviera sangrando por los oídos porque la presión empezaba a ser insoportable.

Aterrizamos y aunque la presión en los oídos bajó seguían estando taponados, busqué catarro en mi diccionario.

Tras media hora esperando a las maletas empecé a acordarme de Arros cuando perdió su maleta en Menorca. Afortunadamente conseguí ver mi maleta en la cinta y me dispuse a salir del aeropuerto. Pasé un control en el que un fulano te pide el pasaporte y te mira fijamente unos segundos, y finalmente salí del aeropuerto.

El aeropuerto de Stansted es el mas alejado de Londres, a una hora en autobús, o media hora en tren que es mucho mas caro. Cogí un autobús hasta Victoria Station y me soplaron mis primeros 10 pounds. Busqué atraco en el diccionario.

Hasta aquí todo había sido fácil, exceptuando que mi catarro era ya mas que evidente, estaba cansadísimo y llevaba 30 kilos en maletas. Decidí que tal vez fuera mejor gastarme algo de mas en un taxi londinense e irme a dormir cuanto antes ya que el día siguiente tenía que estar en la escuela a las 8:30 y calculaba que necesitaría una hora para llegar hasta allí. Me puse en la parada de taxis y cuando le dije al tío a dónde quería ir me puso cara de loco y me dijo que me pillara el tren. Mas tarde sabría por qué. Me armé de paciencia y me agencié un mapita del metro, en el que comprobé que no aparecía la estación que yo buscaba, primer mosqueo. Pregunté en ventanilla y conseguí entender que debía coger un metro hasta Charing Cross y luego ir a London Bridge. Cogí un billete valido para todo el día y conseguí llegar a Charing Cross. Sin embargo, no tenía muy claro como llegar a London Bridge, según mi mapa tenía que hacer una extraña combinación de lineas con un rodeo tremendo para llegar allí, aunque según me habían indicado había conexión directa y sin rodeos. Tras una hora dando vueltas y una chessburger descubrí que además del metro (underground para los amigos), Londres tiene una sofisticada red de trenes. Lo guay es que el mismo billete vale para todo, con lo cual conseguí llegar a London Bridge a eso de las 10 de la noche, bueno las 9 que aquí es una hora menos que unida a la que acababa de quitar el sábado eran ya dos horas de desfase.

Bien, recuento de daños. Como el chubasquero con forro polar pesaba y ocupaba un huevo en la maleta, lo había llevado puesto desde que salí de Foronda, con lo cual estaba totalmente sudado, cansado, acatarrado con mis oídos taponados y sin tener ni pajolera idea de como llegar a Honor Oak, que era mi última parada. Busqué desesperación en mi diccionario.

En los paneles, junto a Honor Oak, aparecía un confuso “See the posters” que aún no se que significa. Decidí que estaba hasta los huevos con lo que paré a un taxi y le pedí que me llevará a Honor Oak. Le pregunté cuanto me iba a costar mas o menos y me dijo que 20 pounds, entonces supe que si llego a coger el taxi al principio hubiera tenido que darle un riñon al primer taxista. Resignado, me metí en el taxi con mis bartulos y al cabo de 20 minutos acabé en Honor Oak. Me costo menos de lo que esperaba encontrar la casa y conocí a Cedric, uno de mis compañeros. Cedric es Suizo, parece un tío majo aunque al principio pensé que era gabacho. Hablé un rato con él y tras disculparme por las prisas me fuí directo a la cama. Estaba tan jodido que creo que Cedric me animó a ello.

Me metí en la cama con los oídos taponadísimos y zumbando, y mi catarro atizándome en la cabeza. Totalmente encabronado, decidí vencerlo por calor. Me tapé todo lo que pude y con el radiador a tope (tampoco podía bajarlo) pasé al ataque. Cuando me levantara buscaría farmacia en el diccionario.

Hoy ya estoy mucho mejor y ya he pasado mi primer día de clases, pero eso os lo contaré mañana, que por hoy ya he escrito bastante. Si has llegado hasta aquí, eres un amig@ o te aburres mucho, o quizá las dos cosas.
 

Permalink 3 comentarios

Preparando el viaje

octubre 16, 2006 at 1:59 pm (Londres)

De repente un día me empezó a picar la oreja. Era un picor agradable aunque por insistente, llegaba a hacerse molesto. Estaba acabando de redactar la memoria del proyecto de fin de carrera y pensé que se debía a las ganas que tenía de acabarlo. Pero no, una vez que imprimí la memoria para entregarla noté que me seguía picando la oreja por lo que la causa de ese picor debía ser distinta.

Finalmente lo entendí, llegaba el momento de tomar decisiones firmes y de hacer todas esas cosas que había planeado los últimos meses.

Tras una semana de vacaciones en Menorca visitando a unos amigos, me puse a preparar mi viaje a Londres.

¿Por qué Londres? Bueno, siempre he querido tener un mejor dominio del inglés. No me defendido mal cuando me ha tocado leer artículos en inglés o consultar libros para alguna asignatura, aunque si he echado de menos un poco mas de soltura. Además, creo que es el momento justo para hacerlo, se positivamente que una vez que entre en la rutina de un trabajo, no podré salir de ella tan fácilmente.

De entrada voy a hacer un curso de un mes (25 horas semanales) para coger un mínimo de soltura, y según me vaya encontrando de agusto, me pondré a buscar trabajo allí. La cosa es sencilla, si encuentro algo que me apetezca me quedo, si no, me vuelvo.

El curso lo voy a hacer en pleno centro de Londres, lo cual está muy bien a la hora de moverme una vez acabadas las clases. Si hago caso de la publicidad de la escuela, está en pleno Piccadilly, y el apartamento está a unos 50 minutos de allí (Zona 2 o 3 me han dicho).

Me he pasado ya por la seguridad social para que me hagan la tarjeta sanitaria europea y tendré que pasar por la oficina del paro también, ya que al parecer tengo que renunciar al paro para poder hacer un curso de inglés.

Otra cosa de la que me he dado cuenta es de que me caduca el dni en noviembre, lo cual es una putada, no creo que me de tiempo a renovarlo, así que tendré que tirar de pasaporte.

El avión posiblemente lo pille en Vitoria, me sale a 30 euros (la ida).

En fin, creo que no me dejo nada de momento. El próximo post espero escribirlo desde Londres.

Permalink 9 comentarios